La abdominoplastía o también llamada dermolipectomía, es un procedimiento quirúrgico a través del cual se elimina el exceso de piel y tejido graso excedente del abdomen.

Es considerada la mejor técnica para eliminar las secuelas del embarazo o del marcado descenso de peso, ya que nos permite trabajar en tres planos:

  1. Plano superficial: eliminando el exceso de piel, controlando la flacidez y dejando una piel más firme.
  2. Plano intermedio: reduciendo el exceso de grasa.
  3. Plano profundo: si el caso lo requiere, reposicionando los músculos abdominales hacia la línea media, tensándolos y dándoles firmeza para lograr un abdomen plano y una cintura más definida.

También se logra mediante este procedimiento la eliminación de estrías y la corrección de problemas preexistentes como hernias o eventraciones.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general. La cicatriz resultante se ubicará en una posición baja del abdomen que se ocultará bajo la ropa interior o malla de tipo bikini. Frecuentemente se asocia la lipoaspiración para armonizar aún más el contorno abdominal. La cirugía demora de 2 a 3 horas, puede ser de tipo ambulatoria y es necesario la utilización de una faja abdominal en el postoperatorio.

Te invitamos a realizar una consulta para conocer tu cuerpo y tus expectativas, y así recomendarte el procedimiento más apropiado según tus necesidades.

No olvides que podés lograr un abdomen plano, una piel más tensa, una buena definición a la cintura y un ombligo natural con una sola cirugía.