Desde siempre ha existido un gran interés en resaltar los atributos sexuales externos, tanto en el hombre como en la mujer. En el ámbito femenino este interés no se limita en la actualidad a la remodelación de los senos o del contorno corporal sino que abarca también el rejuvenecimiento y embellecimiento de los genitales externos.

La Cirugía Íntima Femenina intenta resolver diversos problemas que afectan al área genital femenina. Corrige disfunciones y mejora defectos íntimos que la mujer considera no estéticos o no funcionales y que afectan secundariamente a su vida psicosexual y social. El tratamiento de los genitales externos por parte de un cirujano plástico con experiencia en el tema permite a personas sanas mejorar su aspecto, además de los beneficios que puede tener para la autoestima y las relaciones de pareja. La cirugía permite también corregir alteraciones en el aparato genital externo femenino causados por el envejecimiento, pérdidas o ganancias de peso o derivadas del parto.

Existen múltiples técnicas y procedimientos que se pueden realizar para lograr la belleza de la zona íntima. Enterate un poco en qué consisten y no dudes en realizar una consultar para conocer cuál es el tratamiento ideal para vos.

Labioplastia de Reducción

En los últimos años la cirugía genital de labios ha crecido en forma significativa y el procedimiento genital estético femenino más frecuente es la reducción de labios menores.

Las mujeres se han vuelto cada vez más conscientes de las diferencias en la apariencia genital como resultado del amplio acceso a fotografías o videos como así también la amplia aceptación de la depilación genital, cada vez más escasa de bello.

La gran mayoría de las mujeres considera que el ideal estético genital se obtiene cuando los labios menores no sobrepasan más allá de los labios mayores, aunque el juicio estético individual puede variar. Si una mujer considera que sus labios menores son exuberantes o presentan cierta deformación puede traer aparejado trastornos de autoestima, como así también encontrarse inhibida sexualmente, referir cierta incomodidad al utilizar ropa ajustada o dolor durante el ejercicio o la actividad sexual. Puede interferir a su vez con la higiene y producir irritaciones constantes.

El procedimiento consiste en la reducción del tamaño de los labios menores hipertrofiados (agrandados) y/o colgantes de forma tal que adquieran un aspecto rejuvenecido y simétrico, con reducción del exceso de mucosa y armonización de los márgenes.

Es una cirugía que se realiza con anestesia local más una sedación suave para evitar cualquier tipo de molestias. Tiene un periodo de recuperación de 1-2 horas y luego la paciente vuelve a su domicilio. Los puntos que se utilizan son reabsorbibles por lo tanto no necesitan ser extraídos posteriormente. Existe una rápida incorporación a las actividades diarias, pero es importante aclarar que se debe esperar entre 4-6 semanas luego de la cirugía para reanudar las relaciones sexuales.

Con esta intervención se logra un alto índice de satisfacción y un muy buen resultado estético y funcional.

Labioplastia de Aumento

El paso del tiempo produce una pérdida de colágeno y de tejido de sostén generalizada de todo el cuerpo, lo que produce caída y atrofia de las estructuras faciales y corporales. Esta atrofia afecta inevitablemente a los labios mayores que se manifiestan principalmente con la pérdida de turgencia y el volumen.

El tratamiento consiste en la reconstrucción de los labios mayores hipotónicos (que han perdido su turgencia) aumentando el relieve de los mismos y recuperando su delineación, forma, definición y elasticidad normal.

El aumento de los labios mayores se puede realizar mediante grasa autóloga o a través de sustancias de rellenos.

La transferencia de grasa autóloga consiste en lipoaspirar una pequeña cantidad de grasa de alguna zona del cuerpo de la misma paciente para transferirla a los labios mayores y lograr su relleno. Contrariamente al procedimiento de obtención de grasa corporal natural se pueden utilizar sustancias de relleno como el ácido hialurónico de alta densidad con resultados más temporarios de aproximadamente 8-10 meses.

Con estos métodos es posible lograr resultados sorprendentes, darle un aspecto más juvenil y estéticamente agradable a la región genital.

Rejuvenecimiento Vaginal

Los partos vaginales, los factores genéticos y hormonales, pueden generar cambios en la anatomía del canal vaginal y alterar sus dimensiones. Las paredes vaginales pierden el tono muscular, la firmeza y la elasticidad generando un ensanchamiento de la vagina que produce una disminución del placer en las relaciones sexuales, como así también una pérdida del autoestima.

La vaginoplastia o el rejuvenecimiento vaginal es un procedimiento que permite restablecer un diámetro adecuado del canal vaginal, estrecharlo en toda su extensión y además incrementar la tonicidad de los músculos vaginales y perineales. Generando como resultado relaciones sexuales más satisfactorias y placenteras tanto para la paciente como su pareja.

Lipoplastia Pubiana

A medida que el tiempo pasa el cuerpo se modifica y se puede producir una redistribución de la grasa, acumulándose en zonas no muy estéticas como por ejemplo el Monte de Venus (zona púbica). La acumulación de grasa en esta zona puede crear problemas estéticos en la ropa interior, trajes de baño o al desnudarse. Mediante la lipoescultura se consigue el remodelado de la zona, buscando la armonía y el ideal estético del área. En la gran mayoría de los casos este procedimiento se lleva a cabo junto con la lipoescultura de otras áreas corporales.

Descapuchamiento del Clítoris

El clítoris, órgano principal del placer femenino, se encuentra cubierto parcialmente por su capuchón. Por traumatismos postparto o constitución genética, este capuchón puede cubrir excesivamente el clítoris, disminuyendo su área de exposición, lo que genera una pérdida de estimulación sexual. Mediante la técnica de descapuchamiento, se deja al clítoris algo más expuesto, produciendo mayor placer durante el normal roce del acto sexual.

Himenoplastia

El himen es una membrana que se encuentra en la entrada a la vagina y para algunas personas es sumamente importante, ya sea por cuestiones religiosas o culturales, mantenerla indemne para el momento del matrimonio.

La reconstrucción del himen o himenoplastia, es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se reconstruye la membrana himeneal, lo que va a permitir un nuevo sangrado solo en el siguiente acto sexual.

Es un procedimiento ambulatorio, se puede realizar con anestesia local más sedación, la recuperación es rápida y solo se debe esperar a que el material de sutura se absorba para poder reiniciar la actividad sexual. Puede realizarse aisladamente, o en conjunto con otros procedimientos quirúrgicos.

Ampliación del Punto G

El Punto G, es una zona anatómica que lleva la inicial del médico que la describió por primera vez, el Dr. Ernst Grafenberg. A pesar de la controversia, existe evidencia científica publicada que demuestra su existencia. Ubicado en la pared anterior del tercio inferior de la vagina, es un área sensible al tacto y al roce, que al ser estimulada puede producir grandes sensaciones de placer. Mediante la utilización de sustancias de relleno (como el Ácido Hialurónico), se busca la ampliación de su área, logrando una mayor superficie de estimulación, así como un estrechamiento del canal vaginal. Por consiguiente brinda mayor placer durante el acto sexual para la paciente, como así también para su pareja.

Es un procedimiento sencillo que se realiza en consultorio. Se procede a identificar la zona correspondiente al punto G, se administra anestesia local en aerosol y se inyecta el relleno de ácido hialurónico.

Este procedimiento nos permite aumentar la superficie y el volumen de la zona individualizada, de manera que se vuelva más accesible y fácil de localizar para la paciente, como también para su pareja.