La rinoplastia o cirugía de nariz es una intervención quirúrgica en la cual se modifica la estructura de la nariz mejorando la forma de la misma.

Los principales objetivos de la cirugía son: mejorar la apariencia permitiendo que la nariz siga los rasgos estructurales de la cara, devolver la armonía facial al paciente y lograr narices naturales que luzcan como “no operadas”.

Al existir diferentes técnicas quirúrgicas es muy importante evaluar y analizar cada caso en particular para poder brindar los mejores resultados para las distintas necesidades. Se puede disminuir o enderezar el dorso nasal, cambiar la forma o levantar la punta, modificar el ángulo entre la nariz y el labio superior o reducir los orificios nasales. Se evaluará también la función respiratoria y las estructuras internas de la nariz pudiéndose corregir aquellos problemas respiratorios en conjunto con el modelado externo de la nariz.

El procedimiento es ambulatorio; no deja cicatrices externas visibles ya que se trabaja por pequeñas incisiones interna; puede ser realizado bajo anestesia local más una sedación superficial que le brinda al paciente seguridad, una recuperación corta y con una rápida reincorporación a sus actividades.

Obtené la armonía en el rostro que tanto buscas, con una nariz bella y natural.