En algunas mujeres las mamas se desarrollan de una manera muy marcada y eso no siempre es una ventaja.

La cirugía de reducción mamaria tiene como objetivo obtener un tamaño y una forma adecuada de la mama en relación al resto del cuerpo como así también mejorar los síntomas derivados del peso excesivo de la mama (dolor en hombros, espalda, cuello).

Existen diferentes técnicas quirúrgicas que se adaptan a las necesidades de cada paciente en particular. Siendo la cirugía ambulatoria, se logra el alta el mismo día de la operación y con una incapacidad postoperatoria leve de 5-7 días.

En todos los casos se busca aumentar la confianza, la autoestima y la seguridad en la propia imagen.