Desde siempre ha existido un gran interés en resaltar los atributos sexuales externos, tanto en el hombre como en la mujer. En el ámbito masculino este interés no solo radica en lograr la armonía y proporción a nivel corporal sino que también incluye los órganos más nobles como son los genitales externos.

La Cirugía Íntima Masculina intenta resolver diversos problemas que afectan al área genital masculina. Corrige disfunciones y mejora defectos íntimos que los hombres consideran no estéticos o no funcionales y que afectan secundariamente a su vida psicosexual y social. El tratamiento de los genitales externos por parte de un cirujano plástico con experiencia en el tema permite a personas sanas mejorar su aspecto, además de los beneficios que puede tener para la autoestima y las relaciones de pareja. La cirugía permite también corregir alteraciones en el aparato genital externo masculino causados por el envejecimiento, pérdidas o ganancias de peso y/o malformaciones.

Existen variaciones en la forma y tamaño del pene, sin embargo la relevancia de sus dimensiones, es una cuestión que ha sido debatida desde siempre a través de múltiples culturas, permaneciendo en nuestros días como foco de interés, favorecida en la actualidad por la amplia disponibilidad de imágenes. Esto puede generar inseguridades y problemas en la autoestima, especialmente ante la necesidad de exhibición de aquellos genitales que presenten alguna carencia real o por el contrario subjetiva.

Existen múltiples técnicas y procedimientos que se pueden realizar para lograr la belleza de la zona íntima. Conoce un poco en qué consisten y no dudes en realizar una consultar para conocer cuál es el tratamiento ideal para vos.

Engrosamiento Peneano

Existen dos métodos:

  • Utilizando grasa del propio paciente extraída de otra parte del cuerpo por liposucción y luego transferida al pene para aumentar el diámetro del mismo. La grasa obtenida puede ser a su vez enriquecida con factores de crecimiento obtenidos del plasma del propio paciente (plasma rico en plaquetas o PRP), para estabilizar el tejido graso.
  • Utilizando materiales de relleno, como: el Acido hialurónico o los Plasmafillers.

Debe ser más horizontal que en las mujeres. También la plicatura o el tensado de los músculos de la pared abdominal es menor ya que no sería el objetivo de la cirugía marcar o feminizar mucho la cintura. Se puede aprovechar el mismo acto quirúrgico para reparar o corregir hernias preexistentes.

En el postoperatorio se debe utilizar una faja de contención abdominal por 1 a 2 meses y evitar realizar esfuerzos o actividad física intensa. Se recomienda una descanso laboral de aproximadamente 2 semanas.

En aquellos casos indicados correctamente, el resultado de una abdominoplastia en hombres es muy satisfactorio, ya que se elimina no solo la piel flácida sino también la grasa, obteniendo un abdomen tenso, fuerte, sin acúmulos grasos y bien masculino.

Elongación Peneana

Para esta cirugía se realiza una incisión en la piel en la base del pene donde éste se une al cuerpo, por debajo del hueso púbico. A través de esta incisión alcanzamos el ligamento suspensorio. Aproximadamente un tercio del pene se encuentra dentro del cuerpo y está internamente sujetado a la superficie inferior del hueso púbico por este ligamento. La elongación peneana implica el corte de este ligamento. Al cortar este ligamento, el pene se proyecta en forma recta hacia afuera para alcanzar una mayor longitud, en estado de flaccidez.

Escrotoplastia

Para esta cirugía se realiza una incisión en la piel en la base del pene donde éste se une al cuerpo, por debajo del hueso púbico. A través de esta incisión alcanzamos el ligamento suspensorio. Aproximadamente un tercio del pene se encuentra dentro del cuerpo y está internamente sujetado a la superficie inferior del hueso púbico por este ligamento. La elongación peneana implica el corte de este ligamento. Al cortar este ligamento, el pene se proyecta en forma recta hacia afuera para alcanzar una mayor longitud, en estado de flaccidez.