Un peeling es un procedimiento médico que consiste en exfoliar y eliminar las capas más superficiales de la piel mediante el uso de sustancias o diferentes tecnologías que nos permiten renovar la piel.

PEELING QUIMICO: consiste en aplicar un producto de características ácidas para exfoliar y desprender las células viejas y dañadas; mientras que el PEELING MECANICO: utiliza la microdermoabrasión o punta diamante para reemplazar dichas células por una nueva piel regenerada, lisa y suave, con menos marcas y arrugas.

Se indica principalmente para:

  • Lograr cambios en la textura de la piel
  • Tratar manchas
  • Arrugas finas
  • Poros dilatados
  • Cicatrices o acné

La intensidad del peeling (superficial, medio o profundo) se determina por el tipo de piel o problema a corregir en cada caso. De ahí la importancia de ser evaluado por un médico especialista que indique el tratamiento correcto para tus necesidades. No dudes en consultar, que es posible lograr una apariencia más juvenil y mejorar la textura de tu piel.